IMG_20240304_122724_588

6 Hábitos Piel Saludable

Los 6 mejores hábitos para mantener una piel saludable  y radiante durante el verano   Durante estos meses es crucial recordar la importancia de cuidarnos frente a las altas temperaturas. A medida que disfrutamos de actividades al aire libre y nos exponemos más a los rayos UV, es esencial tomar medidas proactivas para proteger y mantener la salud de nuestra…

Mujertop.cl 04-03-2024 / 15:31:11

Los 6 mejores hábitos para mantener una piel saludable  y radiante durante el verano

 

Durante estos meses es crucial recordar la importancia de cuidarnos frente a las altas temperaturas. A medida que disfrutamos de actividades al aire libre y nos exponemos más a los rayos UV, es esencial tomar medidas proactivas para proteger y mantener la salud de nuestra piel.

 

Santiago, febrero de 2024.- El verano es una época en la que nuestra piel tiende a deshidratarse más fácilmente debido a la exposición prolongada al sol, el calor intenso y la pérdida de líquidos a través de la transpiración. Por lo tanto, mantener la piel bien hidratada se convierte en una prioridad para prevenir la sequedad, la descamación y otros problemas cutáneos asociados con la deshidratación.

 

Consejos para una hidratación efectiva durante el verano:

 

Beber mucha agua: Mantenerse bien hidratado desde adentro hacia afuera es fundamental. Se recomienda beber al menos ocho vasos de agua al día para ayudar a mantener la piel y el cuerpo hidratados.

 

Aplicar productos hidratantes: Existen muchos agresores externos que afectan la barrera de la piel y utilizar productos de buena calidad es esencial para su cuidado. La familia de productos Dove, ofrece en sus jabones de tocador y desodorantes, productos con 1/4 de crema humectante que cuidan y mantienen hidratada la piel, todos dermatológicamente probados.

 

Protección solar: No se puede enfatizar lo suficiente en la importancia de proteger la piel del sol. Use un protector solar de amplio espectro con un SPF de al menos 30, y vuelva a aplicarlo cada dos horas, especialmente después de nadar o sudar.

 

Evitar duchas calientes y excesivas: Las duchas muy calientes pueden eliminar los aceites naturales de la piel, lo que puede provocar sequedad. Opte por duchas tibias y limite su duración para evitar la deshidratación.

 

Incluir alimentos hidratantes en la dieta: Frutas y verduras con alto contenido de agua, como sandía, pepino y melón, pueden ayudar a mantener la piel hidratada desde dentro hacia afuera.

 

Utilizar humidificadores en interiores: Los aires acondicionados y ventiladores pueden resecar el aire en interiores, lo que puede afectar la hidratación de la piel. El uso de humidificadores puede ayudar a mantener un nivel adecuado de humedad en el ambiente.

 

En resumen, el cuidado de la piel en verano va más allá de simplemente aplicar protector solar. Mantener una adecuada hidratación juega un rol fundamental en su bienestar y es por eso que Dove, recomienda una rutina de cuidado de la piel adaptada a cada necesidad. Al seguir estos consejos simples y efectivos, podemos terminar de disfrutar del verano, manteniendo nuestra piel en óptimas condiciones.